martes, 14 de noviembre de 2017

Cerca de ti el amor de nuevo despertando...



Entre tú y yo sorteando los caminos de tristeza
Porque juntos buscábamos los aromas de jazmines
Tu madre cuando te despidió la primera vez que salías de casa
Tiernamente te besó y te deseo suerte para volar
En el aire desembocados los recuerdos que te conmueven

martes, 7 de noviembre de 2017

Jadiya, la mujer del Profeta

“A todos los niños si nacen sanos y normales, se les considera seres humanos completos. Esto, sin embargo, no es así cuando se trata de niñas, desde el momento en el que nace y antes incluso de saber hablar, parece que, por la forma en la que gente la observa y por la expresión de sus ojos, hubiera nacido “incompleta” o le “falta algo”, desde el nacimiento hasta la muerte, le obsesionará la misma pregunta: ¿por qué?, ¿por qué su hermano tiene tantos privilegios a pesar de los dos son iguales” (Sadawi:31)
                         Nawal Sadawi, en su libro “La cara desnuda de la mujer árabe”
La muerte de Justiniano fue recibida con júbilo por el pueblo, Bizancio perdió los territorios ganados en Occidente y se convirtió en el Imperio Oriental. Cuatro años más tarde, en la Meca, una mujer llamada Amina trajo al mundo a un niño llamado Mohamed, que fue llamado por los occidentales Mahoma.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Ártemis, la Diosa Cazadora


Ártemis, hermana de Apolo, era la protectora de todos los niños pequeños y de los animales en el periodo de lactancia. Tenía tan sólo tres años de edad estando en los regazos de Zeus, su padre, le dijo: “Las parturientas me invocarán muchas veces, ya que mi madre Leto me llevó en su seno y  me parió sin dolores, y las parcas me han hecho patronas del parto”.
 La diosa primitiva, era una divinidad pastoral muy honrada en Arcadia.  La diosa de los animales, al igual que la Tanit púnica, a diferencia de ésta última también ostentaba la deidad de las mujeres solteras y de la caza y los bosques.

jueves, 19 de octubre de 2017

De todas las mujeres...


Porque el silencio me llena de heridas
De todas las mujeres, ella me inundaba de compresión
Navego si no está en la dirección de los besos huidos
De todas las mujeres, buscando sus labios que me deleitaban

domingo, 24 de septiembre de 2017

Cuando recorría tu cuerpo dulcemente



Te debía advertir sobre las miradas perdidas
Esas lágrimas que se funden esperando labios desconocidos.
Por ello esa mañana te amé de forma tan distinta.

Era la última vez que se fundirían nuestros cuerpos,
Era tan necesario advertirte,
Cómo hacerlo mientras mis manos te recorrían dulcemente

viernes, 8 de septiembre de 2017

Mi raíces me hunden en la angustia


¿Por qué la angustia se hunde en mi pecho?
De toda mi alma se ha apoderado los  auspicios latentes.
La mirada perdida en el horizonte de esta mi tierra.
Mi imaginación vibrando con fuerza impetuosa.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Compartiendo una copa de vino...

Extraído en link

Entre dos copas de vino
Esperando las sábanas anda nuestros cuerpos
Esas tiernas caricias que nos diluyen en una sola persona